SOLO PARA MUJERES, VISITANOS DIARIAMENTE Y DEJA TUS COMENTARIOS A LOS ARTICULOS











{octubre 8, 2008}   SABES CUALES SON LAS ZONAS EROTICAS DE UNA MUJER, SI NO LO SABES ENTERATE ACA

Las zonas erógenas son las partes del cuerpo sexualmente sensibles que al ser estimuladas provocan placer. Su sensibilidad se debe a la cantidad de terminaciones nerviosas que poseen. Generalmente se dice que las zonas erógenas masculinas son, ante todo, el glande, la zona ventral del pene, la cara interior de los muslos, la piel del escroto, el ano y, raramente, las aréolas mamarias. Y en la mujer las aréolas mamarias, el ano y todos los elementos de la vulva, particularmente el clítoris.

Sin embargo, además de las zonas genitales también pueden ser erógenas otras partes del cuerpo ya que éste en su totalidad es el órgano que nos permite expresar y sentir placer, es el vehículo a través del cual nos relacionamos a nivel sexual.

No es bueno obsesionarse con las zonas eróticas ya que todo el cuerpo, de forma natural, reacciona positivamente al contacto y a la estimulación sexual. En general, reaccionamos a estímulos muy variados: táctiles, visuales, verbales, etc.

Cada persona tiene sus propias zonas erógenas y reacciona de forma diferente a la estimulación, es una cuestión personal, lo que para algunas puede resultar muy placentero para otras puede no serlo, por lo tanto lo importante es explorar el cuerpo y descubrir las partes que experimentan más placer al ser estimuladas.

No siempre la estimulación de las zonas erógenas produce placer, depende sobre todo del conocimiento de la pareja, saber lo que le gusta y lo que no y la predisposición para disfrutar.

Los mitos a eliminar

Generalmente se dice que las zonas erógenas masculinas son, ante todo, el glande, la zona ventral del pene y perineo. Y en la mujer todos los elementos de la vulva, particularmente el clítoris.

Sin embargo, además de las zonas genitales también pueden ser erógenas otras partes del cuerpo (ano, zona interior de los muslos, aréolas mamarias, cuello, boca, etc) ya que éste en su totalidad, es el órgano que nos permite expresar y sentir placer, es el vehículo a través del cual nos relacionamos a nivel sexual.

No es bueno obsesionarse con las zonas eróticas ya que todo el cuerpo, de forma natural, reacciona positivamente al contacto y a la estimulación sexual. En general, reaccionamos a estímulos muy variados: táctiles, visuales, verbales, etc.

Cuando una persona resulta atractiva provoca deseos de besarla, acariciarla, tocarla, etc. que es fundamental para aumentar el contenido erótico que le damos a su cuerpo. Otras veces, ésta nos resulta atractiva en sí mismo sin que conozcamos nada más de la persona porque se asemeja a nuestra idea de lo bello o deseado pero la gran mayoría de las veces, es el conjunto de la persona con sus gestos, manera de ser, de hablar, de comportarse, lo que va cargando de connotaciones eróticas ese cuerpo.

Lo que no ocurre casi nunca es que un cuerpo resulte atractivo por su pene o su vagina de manera aislada y sin embargo son las partes que más pueden llegar a obsesionar en una relación sexual, concentrando allí la gran mayoría de las caricias, besos, etc. olvidándose que el resto del cuerpo es capaz de sentir y dar placer.

Cuando se mantienen relaciones sexuales hay cosas que gustan más o menos, caricias que producen más placer, días que apetecen más, etc. y todo esto hay que descubrirlo, reconocerlo y expresarlo.

Cada cultura y cada momento histórico marcan lo que algunos denominan Códigos Eróticos, es decir, aquello que se considera “normal” a nivel erótico. Nuestra cultura ofrece un carácter muy restringido y perjudicial para el desarrollo de nuestro cuerpo en este sentido. Los medios de comunicación y la publicidad proponen unos cuerpos de unas determinadas dimensiones, formas, tamaños y nos presentan un modelo de lo atractivo y deseado.

Éstos modelos no recogen la variedad de cuerpos con los que se convive. Esto puede hacer que en ocasiones se infravalore la capacidad de provocar deseo, creando sentimientos de incomodidad ante la desnudez en momentos de intimidad y condicionando lo que resulta atractivo de las demás personas.

Las relaciones sexuales se ven influenciadas en gran medida por todo lo mencionado, limitando nuestra capacidad de disfrutar, de dar y recibir placer, inhibiendo y a veces incluso frustrando. Vivir con la globalidad del cuerpo y entender que es cuando lo tocamos, lo mimamos, lo besamos, etc., cuando alcanza su esplendor en sentido erótico, nos puede ayudar a disfrutar de una manera más satisfactoria de nuestra sexualidad.

Las zonas erógenas en las mujeres

Clítoris

Está situado en la vulva de la mujer, entre los labios mayores y menores. En él hay multitud de terminaciones nerviosas por lo que para muchas mujeres es un centro donde se concentran gran cantidad de intensas sensaciones. Su estimulación puede realizarse con los dedos, la boca, el pene o mediante diferentes objetos.

Monte de Venus

Se encuentra en la base del abdomen, en la parte superior de la vulva. Posee muchas terminaciones nerviosas y su estimulación por frotamiento y/o presión puede resultar placentera.

Vagina

Es una zona muy sensible por estar llena de vasos sanguíneos y su estimulación puede resultar placentera para algunas mujeres. Por otro lado, en su interior se encuentra el denominado Punto G, una zona de aproximadamente un centímetro situada en la parte anterior de la vagina, entre el hueso púbico y el cuello del útero cuya estimulación manual o mediante la penetración puede producir una gran excitación y en algunos casos un tipo de lubricación parecida a la eyaculación que proviene de la uretra.

Fuente: Mujerorange



rodsan says:

exelente articulo……..muy bien explicado



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: